Una sistema efectivo para la gestión de productos químicos requiere la integración de tres componentes individuales: las sustancias químicas, los envases y los dispositivos dosificadores.  El concepto de lazo cerrado se refiere a la manera en que el envasecontiene al producto y se conecta al dispositivo dosificador.

Three-elements-of-a-dispensing-system

Un verdadero sistema de lazo cerrado contempla todas las conexiones y puntos de dispensación de forma tal que garantice la contención del producto en todas las etapas del proceso; desde la instalación de una nueva recarga hasta la dosificación del producto, pasando por el reemplazo de los recipientes de recarga usados.

La tecnología de lazo cerrado SafTflo® de RD Industries logra esto y mucho más.  Evita derrames, fugas, goteos, pérdidas y la contaminación del lugar de trabajo.  Protege a los consumidores finales.  Previene costosos errores de medición, mezclado y dosificación.