El sistema SafTflo® de lazo cerrado, como se muestra en el siguiente diagrama, se puede describir fácilmente en términos de sus dos componentes fundamentales:

insert-in-bottle-top-smallTraba: el primer componente consiste en una pieza insertada, o agregada, que se instala directamente durante el procedimiento de envasado en la abertura de un recipiente de cualquier tamaño. Esta pieza insertada forma un sello hermético con el cuello del recipiente a fin de aislar o «trabar» el producto químico y evitar derrames o pérdidas durante toda la vida útil del mismo.  Esta pieza accionada por resorte posee una membrana permeable, con autoventilación, que permite el pasaje de gases, evitando así la acumulación de presiones negativas o positivas en el recipiente durante su envío, almacenamiento o manipulación.  La parte superior de la pieza insertada está embutida dentro de la abertura del recipiente para que no interfiera con el mecanismo de cierre usado para el envío.  La pieza insertada también cuenta con un tubo de succión que llega hasta la parte inferior del recipiente.

 

cap-adapter-smallDesbloqueo: el segundo componente es una tapa adaptadora que encaja perfectamente con la pieza embutida en el recipiente y libera o«desbloquea» el producto químico a fin de dispensarlo en forma correcta y segura.  La tapa adaptadora se conecta a un sistema de dispensación mediante un tubo colector estándar.  El consumidor final solo debe quitar el mecanismo de cierre usado para el envío y colocar la tapa adaptadora sobre el recipiente con la pieza embutida.  Esto activa la válvula accionada por resorte para que el sistema de dispensación pueda extraer el producto químico.  Si la tapa adaptadora se quita por algún motivo, la válvula se cierra en forma automática aislando el producto químico en el recipiente y evitando así cualquier derrame accidental del producto y la consiguiente pérdida económica.